martes, 7 de agosto de 2012

Comprensión de la lectura. Un déficit a la orden del día

Cuando decidí poner en marcha este blog y comenté que lo iba a destinar a gente joven, más de uno me dijo cosas como:

—Los jóvenes no están por la labor de leer.
—Si lo llenas de texto, no le van a prestar la más mínima atención.
—A los jóvenes sólo les atraen páginas con vídeos y redes sociales en las que chatear y leer lo que cuentan los famosillos de turno.

Analicemos lo siguiente: nuestros jóvenes están viviendo en el periodo más intensamente estimulante de la historia; están siendo acosados y su atención reclamada desde todos los medios posibles: teléfonos, redes sociales, messenger, internet, vallas publicitarias, miles de canales de televisión. La atención está enormemente repartida y, por tanto, no se entretienen en leer textos que les resulten excesivamente largos.

Imágenes que transmitan mucha información y sonidos agradable o de moda, son más susceptibles de éxito entre la masa de adolescentes.

Sin embargo, resulta más preocupante que el hecho de leer poco lleve también implícito un déficit de la comprensión de lo que lean.

Hace unos días me trasladaron esta anécdota que entiendo es muy significativa y tal vez orientativa de lo que está ocurriendo:

En una escuela de secundaria, el profesor estaba examinando de Historia. En medio de su lección, un alumno afirmó que “en Francia, San Martín tuvo una amante llamada Logia Lautaro”; y otra alumna, en la misma mesa, aseguró que “El Papa excomulgó a Lutero porque no quiso sacarse una foto con él”.
El profesor pidió a los alumnos que mostrasen el lugar del libro de texto donde decía lo que ellos afirmaban. Cada uno de los chicos encontró rápidamente la página y hasta la oración en cuestión. Los textos decían literalmente:

“En Francia, San Martín tuvo relaciones con la Logia Lautaro ”

“El Papa excomulgó a Lutero, porque se negó a retractarse ante él”

La comprensión de la lectura es base fundamental para la comunicación. Nos tendremos que plantear como incentivarla pero, sobre todo, como conseguir que la atención de lo que leen les permita entender y asimilar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario